menu arriba usuario

Sumérgete en las piscinas naturales de Gran Canaria en pleno invierno

Jue, 16/12/2021 - 15:40
Charco de San Lorenzo, una de las piscinas naturales de Gran Canaria. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
Charco de San Lorenzo, una de las piscinas naturales de Gran Canaria. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
En la costa norte de Gran Canaria, en medio de paisajes sorprendentes, se encuentran 8 piscinas naturales que vale la pena descubrir. Sus aguas tranquilas invitan a un baño, aunque fuera de la isla estemos en pleno invierno.

Caprichosamente y siglo tras siglo, la lluvia, el viento y las olas, han ido esculpiendo un paraje volcánico en la costa norte de Gran Canaria, que guarda secretos naturales increíbles. Cuando baja la marea, los huecos del suelo volcánico quedan repletos de agua y emerge un grupo de ocho piscinas naturales, a resguardo de la posible bravura del océano, donde disfrutar de aguas tranquilas y seguras en pleno Atlántico. 

Descubramos una ruta espectacular que nos permite conocer esta maravilla.

mapa-piscinas-naturales-gran-canaria.png
Piscinas naturales en Gran Canaria. Fuente: Google. Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Los Charcones de Arucas

Cerca de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, encontramos Empezamos por Los Charcones de Arucas. Es una de las mayores de la isla. Aguas cristalinas que dejan ver los cabosos, las lisas y los demás pececillos que nadan en la transparencia. Puede que nos llame la atención alguno de los cangrejos rojos como el fuego que hay cerca de las rocas.

csm_Gran-Canaria-Los-Charcones-_0a2e12b41e.jpg
Los Charcones de Arucas. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Los Charcones cuentan con bandera azul dada la calidad de sus aguas y los servicios que ofrece.

csm_Gran-Canaria--Los-Charcones_01_a86351a04e.jpg
Los Charcones de Arucas. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

El Altillo

En el municipio de Moya, se encuentra la piscina de El Altillo. Su plácido azul contrasta con los atrevidos colores de las casas de Moya. Esta es una piscina muy familiar.

csm_Gran-Canaria-El-Altillo4_410f4350e1.jpg
El Altillo, Moya. Fotografía: Patronato de Turismo de  Gran Canaria. 
 

Charco de San Lorenzo

Quizás esta sea la más popular. Está cerca del barrio del Roque.  y cercana al pintoresco barrio del Roque. Sus aguas son espectacularmente cristalinas. Los atardeceres y las puestas de sol  se reflejan en este charco como en un espejo.

Charco-San-Lorenzo_01_f51c48c459.jpg
Charco de San Lorenzo. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Roque Prieto

Siguiendo hacia el oeste, desde el Charco de San Lorenzo, llegamos al municipio de Santa María de Guía. Allí nos encontramos con la piscina del Roque Prieto. Llama la atención la forma de su perímetro. Brazos de lava que se han unido para formarla.

roque-prieto-gran-canaria.jpg
Roque Prieto. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 
emilliano-galdar-gran-ccanaria.jpg
Niños en Emiliano. Puede que estén buscando divertidos cangrejos, curiosos caracoles, singulares lapas, misteriosas estrellas de mar o pequeños y coloridos peces. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Emiliano y El Agujero

En la ruta por las piscinas naturales de Gran Canaria, no pueden faltar Emiliano y El Agujero, ambas den Gáldar. 

Emiliano-Agujero.png
Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

El Agujero, y de ahí su nombre, es un enclave recogido, al amparo de las formas escarpadas que lo rodean. Ambas se encuentran, además, muy próximas a yacimientos arqueológicos de los aborígenes canarios.

El Agujero-Gáldar-Gran Canaria.jpg
El Agujero. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Dos Roques

Muy cerca de Emiliano, nos encontramos con la piscina de Dos Roques que, como las de Emiliano, es una de las que también está situada al lado de la playa, aislada del océano por muros., garantizando así su tranquilidad. Ideal para niños.

2 dos roques.jpg
Dos Roques. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 
Dos roques ggran canaria.jpg
Dos Roques. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

Las Salinas

Si nos vamos aún más hacia el noroeste, llegamos a Agaete. En este minicipiose encuentra la piscina natural de Las Salinas.

Las salinas agaete gran canaria.png
Las Salinas. Fotografía: Patronato de Turismo de Gran Canaria.
 

El tiempo se detiene en estas piscinas naturales. Somos un burgao

Es invierno y estamos en el agua y bajo el sol. Todo es tranquilidad y, si queremos, podemos imitar a los burgaos, unos minúsculos caracoles marinos que encontramos en estas charcas. Parece que estén quietos, pero -en realidad- no lo están. Avanzan lentamente. Tranquilos. Dejando un rastro sinuoso. Eso que algunos llaman "el baile del burgao". Algo a lo que estas piscinas invitan.
 

 

Comentarios de Facebook

Partners

Gran Canaria patronato de turismo
Ara Lleida
Aspen
Visita Val D'Aran
Millet
FGC Turisme
Cortina Dolomiti