menu arriba usuario

Arranca la temporada de turismo activo y aventura en el Pirineo y las Terres de Lleida

Vie, 11/06/2021 - 07:45
Arranca la temporada de turismo activo y aventura en el Pirineo y las Terres de Lleida
Encuentro entre el Patronato de Turismo y los representantes de la Asociación de Empresas de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà.
El verano se inicia con 205 empresas, un decrecimiento del 12% respecto al 2019 debido a la Covid-19, pero con el optimismo de llegar a más de medio millón de servicios contratados.

La temporada de turismo activo y deportes de aventura 2021 en el Pirineo y las Terres de Lleida ha empezado con un buen ritmo, aunque con cierto retraso respecto a las fechas habituales, una vez se ha puesto fin al confinamiento comarcal y al estado de alarma y se ha constatado una mejora de la situación sanitaria gracias al avance del sistema de vacunación y los protocolos sanitarios preceptivos.

La temporada ha arrancado con un incremento de la actividad fin de semana tras fin de semana durante el mes de mayo y lo que va de junio.

El sector afronta la campaña con ilusión y con buenas previsiones para los meses de verano dado el ritmo de las reservas y se prevé mejor la del año 2020, que ya resultó bastante favorable.

El número de empresas operativas de turismo activo y aventura en el conjunto de la demarcación es de 205, una cifra que representa un decremento del 12% respecto al año 2019 como consecuencia de la Covidien-19.

De estas 205 empresas, 162 están localizadas en la zona de los Pirineos y representan el 79% del total. El Pallars Sobirà es la comarca que concentra un mayor número de oferta con 55 empresas, 34% de firmas situadas en el Pirineo y 26,7% del conjunto de la demarcación. La Val d’Aran ocupa el segundo lugar con 23 empresas, seguida del Alt Urgell con 19, Solsonès con 18, Alta Ribagorça con 17, la Cerdanya leridana con 16 y el Pallars Jussà con 14.

Las comarcas de la plana disponen de 43 empresas distribuidas de la siguiente manera: la Noguera lidera el ranking con 10 firmas, seguida del Segrià y el Urgell con 8 cada una, las Garrigues con 7 y la Segarra y el Plan de Urgell con 5.

El Patronato de Turismo prevé superar los 550.000 servicios contratados, una cifra que representa casi un 25% más que los prestados durante el año 2020, que se cerró con 440.000 servicios contratados.

El gasto medio global diario para un cliente que se desplaza en las comarcas de Lleida para practicar el turismo activo es de 167,00 € / día (54,00 € para la actividad y 113,00 € para el alojamiento, las comidas y otros gastos).

Estos resultados, a la vez, representaron una pérdida del 45% de la actividad respecto a la contratación de 2019, que fue de 767.789 servicios, una cifra récord en la provincia, según el estudio sobre la actualización de los datos estructurales, comerciales y económicas de las empresas de turismo activo del Pirineo y las Terres de Lleida que elabora anualmente el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida.

Reunión Patronato - sector turístico

La vicepresidenta del Patronato de Turismo, Rosa Pujol, y el diputado Josep Ramon Fontdevila han mantenido este jueves un encuentro con los representantes de la Asociación de Empresas de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, encabezada por su presidente Florido Dolcet, para hacer un seguimiento del inicio de la nueva temporada.

La vicepresidenta del Patronato de Turismo, Rosa Pujol, explicó que, de acuerdo con los resultados del estudio que elabora esta institución, la situación de la pandemia ha ocasionado una pérdida de empresas de turismo activo, se han destruido puestos de trabajo y se ha perdido actividad económica con relación a los resultados del 2020, así como al inicio de la presente temporada.

Pujol ha declarado que con este encuentro se ha querido reafirmar el apoyo del Patronato de Turismo y la Diputación de Lleida a un sector estratégico para el conjunto de las comarcas de Lleida, principalmente para las del Pirineo, tal como sucede en el invierno con el esquí, y que es un importante motor económico, ya que su actividad contribuye a la desestacionalización de la temporada turística con actividades que van de la primavera hasta el otoño. Las actividades de agua finalizan el 15 de octubre.

Según Pujol, la fortaleza del sector se puede ver en los datos antes de los efectos de la Covidien-19. Del 2012 hasta el año 2019, la contratación de servicios no ha parado de crecer de manera gradual. Se pasó de los 600.000 servicios contratados el año 2012 hasta los 767.789 de 2019, un crecimiento del 28%, según los datos del estudio. También el número de empresas había experimentado crecimientos graduales salvo estos dos últimos años.

Superar el 2020

En el año 2020, el conjunto de las empresas de turismo activo, sufrieron una pérdida de actividad de un 45% de servicios respecto al año anterior. Se estima que se contrataron 444.028, lo que representa aproximadamente un 55% respecto al año 2019, que se pudieron materializar gracias al buen comportamiento que tuvieron durante la temporada de verano, el cual permitió remontar a medias una temporada mala. La temporada contó con 213 empresas de turismo activo operativas.

Las actividades de tierra tuvieron la contratación de 222.438 servicios; las de agua, de 213.900, y finalmente las de aire registraron 7.600 servicios

En el año 2020 ocuparon un total de 945 personas, de las cuales 164 trabajaron a tiempo completo; 105, a tiempo parcial, y 676 eran personal autónomo o freelance.

El impacto económico en el año 2020 se estima que fue de 72,82 millones de euros (considerando los ingresos procedentes de la actividad misma, el alojamiento y la restauración).

Las actividades de tierra ganan terreno

Desde que se dispone de datos, se puede afirmar que las comarcas de Lleida despliegan una oferta de actividades deportivas que hacen del paisaje un gran parque de ocio y de aventura para todas las edades y estilos de visitantes, y que a pesar de la actual situación de pandemia se prevé una recuperación económica importante.

Del análisis del resultado de los datos del estudio se desprende que las actividades de tierra son las más contratadas y el senderismo coge cada vez más fuerza.

Las empresas que ofrecen actividades de tierra, a pesar de disponer de un amplio abanico, se centran cada vez más en el trekking-senderismo y la BTT. Parece haber un incremento significativo del golf pitch & putt y las vías ferratas. Se ha podido constatar que hay una concienciación para alquilar un guía especializado en estas actividades.

En cuanto a las actividades de agua, el rafting sigue siendo la actividad estrella, seguida del descenso de barrancos (esta última actividad está teniendo una alta aceptación y conlleva un interés especial para contratar guías), kayak, piragüismo y otros.

Finalmente, las actividades de aire, con el parapente y el ala delta se han consolidado como las manifestaciones emblemáticas de las actividades aéreas en las comarcas de Lleida.  

 

Comentarios de Facebook

Partners

Millet
Ara Lleida
Gran Canaria patronato de turismo
Visita Val D'Aran
FGC Turisme