menu arriba usuario

Panticosa avanza en el proyecto de uno de los toboganes más largo de Europa

Vie, 29/10/2021 - 13:03
Panticosa avanza en el proyecto del tobogán más largo de Europa
El de Panticosa sería un tobogán monorail, como el Lou Bac Mountain de Les Angles, Francia. (Foto: Les Angles Le Village Station)
El Ayuntamiento ha puesto a exposición pública el estudio ambiental de la nueva atracción y desvela más detalles.

Tras el éxito de las Pasarelas de Panticosa, el Ayuntamiento ha dado el primer paso para construir el primer tobogán de montaña de España.

Sólo seis meses después de anunciar su intención de diversificar la oferta de turismo sostenible en el valle de Tena (Pirineo aragonés), con el tobogán más largo de Europa, el consistorio ha puesto a información pública el estudio de impacto ambiental del proyecto, que revela nuevos detalles de la futura atracción.

Según recoge el anuncio publicado en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) sobre la construcción de un tobogán junto al telecabina de la estación de Panticosa, promovido por el Ayuntamiento, “el trazado se ha diseñado para no afectar a las pistas de esquí”.

Desde el día siguiente a esta publicación en el BOA (el 14 de octubre), los interesados disponen de un plazo de un mes para presentar alegaciones. La competencia para resolver la evaluación de impacto ambiental corresponde al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) de la Diputación General de Aragón.

El estudio de impacto detalla que el tobogán tendría la salida en cota 1.870 metros, en el lugar que se conoce como Petrosos, donde llega el telecabina de la estación de esquí y su final estaría en la base de la telecabina, en el parking de la estación. Las vagonetas del tobogán, al igual que los usuarios, subirán al punto de salida por el telecabina, por lo cual requiere también la implicación de Aramón.

panticosa
Fuente: Ayuntamiento de Panticosa.


En total, unos 6 kilómetros de recorrido -con un recorrido de 3.377 metros de bajada-, una pendiente media del 21% y un desnivel de 711 m entre la estación de esquí y el pueblo.

La intención es que el tobogán funcione todo el año, tanto en verano como en invierno. Los usuarios pueden ir frenando en el descenso y cuando alcanzan los 40 kilómetros por hora, el máximo, se bloquea automáticamente.

Una inversión global sobre los 4,5 millones de euros

La inversión global rondaría los 4,5 millones de euros -1,9 millones del tobogán, más la obra civil y el IVA-. “Es una apuesta de desarrollo sostenible, que creará puestos de trabajo”, explican desde el consistorio. “Pensamos que este proyecto no solo es bueno para Panticosa, sino que es bueno para la provincia de Huesca y para Aragón”, apuntan las mismas fuentes.

El alcalde de Panticosa, Jesús María Úriz, explica al diario el Heraldo de Aragón: "Esperaremos a ver qué dice el informe ambiental, que es básico. También el de la CHE, porque sobrevuela el río, y luego buscaremos la financiación".

En la actualidad, solo hay dos toboganes de este tipo en España, pero de menores dimensiones, uno en el parque de aventuras Senda Viva (Navarra) y en una zona de ocio para no esquiadores en la estación de Sierra Nevada (Granada).

El de Panticosa sería, como el Lou Bac Mountain, en Les Angles (Francia), un tobogán monorraíl, de más fácil montaje, bajo mantenimiento y menor coste, con curvas, túneles, saltos y zonas rectas y rápidas.

El tobogán funciona por gravedad, del mismo modo que una montaña rusa. La vagoneta corre sobre rieles y no puede salirse de la pista. El cliente puede ajustar manualmente la velocidad y da opción, según dice el proyecto, a tener una experiencia "de alta adrenalina para los más osados y más calmada para quienes lo prefieran". Llegado el vehículo a la parte inferior del recorrido, se detendrá en una zona especial de frenado automático.

La fase de ejecución del tobogán se estima en 14 semanas y para su explotación se requerirán al menos cuatro personas. Según los cálculos iniciales del proyecto, la afluencia media de público podría ser de unas 5.000 personas al mes, con un pico de mayor afluencia en verano.

"La idea es desestacionalizar el turismo", dice el alcalde. De hecho, permitiría mantener abierto el telecabina 10 meses, "y también se beneficiaría Aramón", como empresa propietaria de la estación de esquí y del transporte por cable.

Panticosa quiere repetir el éxito de las pasarelas, por las que han pasado desde marzo 65.000 personas, a punto de cerrar la primera temporada tras el puente de Todos los Santos.

 

Comentarios de Facebook

Partners

Gran Canaria patronato de turismo
Ara Lleida
Aspen
Visita Val D'Aran
Millet
FGC Turisme
Cortina Dolomiti