menu arriba usuario

El Parc Natural de l'Alt Pirineu (Lleida) regulará la afluencia para evitar la masificación

Vie, 09/04/2021 - 11:25
El Parc Natural de l'Alt Pirineu (Lleida) regulará la afluencia de visitantes para evitar la masificación
Aglomeraciones durante la Semana Santa. Foto Parc Natural Alt Pirineu
Se prevé implementar un sistema de reserva de aparcamiento en la cabecera de la Vall Ferrera y se mejorará el control de afluencia en el Parque para evitar problemas de masificación.

El Parc Natural del Alt Pirineu mejorará la regulación del acceso a los espacios protegidos para garantizar su preservación y un turismo sostenible.

El parque prevé implementar este próximo verano nuevas medidas de regulación del uso público de sus espacios para evitar problemas de masificación, especialmente en zonas emblemáticas como la cabecera de la Vall Ferrera, la Vall de Bonabé, Boavi, Vall de Tavascan, la Mollera de Escalarre o Sant Joan de l'Erm, entre otros. Así se ha acordado en la última Junta Rectora del Parque.

El número de visitantes al parque se ha ido incrementado de forma constante y continua los últimos años y creció notablemente el año pasado. En 2020 el número de visitas creció un 25% y alcanzó la cifra récord de 368.724 visitas. La necesidad de salir al entorno más próximo en busca de espacios abiertos y naturales tras el periodo de confinamiento decretado por la pandemia, ha sido una de las causas principales.
 

Plano aparcamiento
Plano aparcamiento


Para evitar situaciones que pueden poner en riesgo la capacidad de acogida del parque y la preservación de los espacios protegidos, especialmente el mes de agosto, se implantarán diversas medidas para regular mejor estos flujos.

El Estudio sobre la capacidad de carga turística de la cabecera de la Vall Ferrrera, encomendado al Instituto Nacional de Educación Física de Catalunya, constata la necesidad de promover iniciativas que promuevan un uso sostenible del territorio en este ámbito.

En este sentido, la regulación del acceso motorizado es una herramienta que debe contribuir a mejorar la gestión de los espacios y evitar su masificación. Por ello, de acuerdo con la EMD de Àreu y el Ayuntamiento de Alins, se ha optado por implementar un sistema de reserva de aparcamiento vinculado al itinerario a visitar en la línea de lo que ya se hace en otros espacios naturales protegidos o áreas naturales.

El nuevo sistema, que se prevé poner en marcha este verano en la Vall Ferrera, permitirá la reserva de plaza de aparcamiento por internet mediante previo pago, hasta el 90% de capacidad de la zona de aparcamiento de la Molinassa y la Farga, excepto vecinos y servicios públicos.

Para acceder a la zona de aparcamiento, se prevé instalar un control de barrera automática con lector de matrículas que permita la entrada de los vehículos ya autorizados. También se reforzará el sistema de vigilancia de los aparcamientos.

El precio de reserva se ha fijado en 5 euros por vehículo y día siguiendo el orden de precios públicos de los parques naturales y se prevé aplicar descuentos en el caso de los visitantes que se alojen en el municipio.

Los ingresos se revertirán en el mantenimiento de las instalaciones y equipamientos de uso público de la zona, así como en el servicio de vigilancia.

Por otra parte, se prevé editar un mapa guía específico de visita de la cabecera de la Vall Ferrera, que incluirá información sobre los itinerarios señalizados desde cada aparcamiento, así como información de las visitas guiadas, servicios de transporte público y normas de comportamiento. También se mejorará la señalización y el trazado del camino de acceso a la Pica d'Estats, evitando los atajos que perjudican hábitats sensibles como las turberas y la lagartija pallaresa y se consolidará el servicio de información en Àreu.

Se implementará un servicio de vigilancia en la pista forestal de Bonabé, entre el Refugi del Fornet  y Marimanha.
Se implementará un servicio de vigilancia en la pista forestal de Bonabé, entre el Refugi del Fornet  y Marimanha.


Se incrementarán las acciones de control por parte de los Agentes Rurales y de los Mossos

En el caso de las zonas de la Vall de Bonabé, Vall de Tavascan, Boavi, la Mollera de Escalarre y San Joan del l'Erm, de mutuo acuerdo con los entes locales y propietarios, se prevé implementar un servicio de vigilancia para controlar la afluencia y evitar la saturación de los aparcamientos en estos lugares en los días punta. Asimismo se consolidará el servicio de información vinculado a estos espacios, situados en Alós, Tavascan y Sant Joan de l'Erm.

En el caso de la pista forestal de la Vall de Bonabé, al ser un vial transcomarcal entre el Pallars Sobirà y la Val d'Aran, se prevé instalar dos controles en Fornet y Marimanha / Montgarri y se limitará la circulación del tráfico ruidoso en la pista de esta zona, a través del trámite de declaración como zona de Especial Protección para la Calidad Acústica.

En el Pla de Boavi, para ordenar mejor la zona, el Parque está estudiando la posibilidad de habilitar un nuevo aparcamiento de forma consensuada con la propiedad privada y el Ayuntamiento de Lladorre. En el valle de Tavascan, también se estudiará hacer tres pequeños aparcamientos de apoyo al que ya hay en Font de la Costa, en la zona de cruce del camino de Montroig, el cruce de Noarre y Quanca.

Para facilitar toda esta información el Parque editará un mapa guía informativo de todos los accesos motorizados regulados y su normativa específica.  

Todas estas medidas se presentaron y validaron el miércoles 7 de abril por parte de los miembros de la Junta Rectora del Parc Natural del Alt Pirineu.

Comentarios de Facebook

Partners

Millet
Ara Lleida
Gran Canaria patronato de turismo
Visita Val D'Aran
FGC Turisme