menu arriba usuario

Decretan el secreto de sumario en el polémico caso de la muerte del oso Cachou

Mar, 12/05/2020 - 06:37
Localizan muerto en la Vall d’Aran al oso Cachou
Los agentes rurales encontraron a Cachou muerto en Les (Lleida) 9 de abril de 2020. Foto Conselh Generau Aran
La juez declara el secreto de las actuaciones y esto impide que los grupos ecologistas tengan acceso, por ahora, a la necropsia.

La muerte del oso Cachou ha convertido en secreto de sumario, porque hay indicios de que no fue una muerte natural, según la fiscalía. El secreto lo ha decretado este lunes la juez de Vielha que lo está investigando.

Esto provocará que, de momento, las entidades ecologistas no podrán tener acceso al informe de la necropsia que, según explicó el gobierno aranés, en un resultado preliminar atribuía la muerte del animal a una pelea con otro oso y una posterior caída por un barranco  de 40 metros. 

Existen muy pocos precedentes en España de secreto de sumario en actuaciones por muerte de animales, sin contar aquellos casos en que existen indicios de infracción grave de la legislación sobre protección de la fauna (incluyendo los delitos detallados en el capítulo IV del Código Penal).

Grupos ecologistas sostienen que podría haber muerto envenenado por productos químicos utilizados para alejar Cachou -famoso por su voracidad- de posibles víctimas suyas, y que se habría dado una versión interesada de la muerte del animal. 

El ejemplar localizado sin vida en una zona boscosa del municipio de Les el pasado 9 de abril, había protagonizado ataques a ganado que enfurecieron a sus propietarios.

El caso de la muerte del oso Cachou, bajo secreto de sumario

Entidades como Ipcena, Seo Birdlife, FAPAS y la Federación de Ecologistas de Catalunya consideran poco creíbles las causas oficiales de la muerte del plantígrado,  encontrado sin vida el 9 de abril en una zona de difícil acceso de Les. Por ello pidieron una segunda necropsia para corroborar las circunstancias del fallecimiento del hueso. 

Las organizaciones ecologistas han puesto en duda que el oso Cachou muriera tras una pelea entre machos porque consideran que no hay evidencias de ello. Por contra, en la fotografía del animal muerto, se podía intuir "la típica sonrisa sardónica" que queda en los mamíferos cuando mueren envenenados, en palabras de la entidad FAPA. 

Fuente: ACN

          

Comentarios de Facebook