menu arriba usuario

Cortina d'Ampezzo: 150 años de la eclosión del turismo alpino en Europa

Mié, 28/04/2021 - 07:56
Cortina d'Ampezzo: 150 años de la eclosión del turismo alpino en Europa
Vía Finlandia, un clásico de las Dolomitas. (Foto: Guidedolomiti.com)
Cuando Fulgenzio Dimai se convirtió en el primer guía de montaña, se construyeron hoteles, se desarrolló la infraestructura para turistas y se abrieron cada vez más rutas de escalada.

Cortina se encuentra en el corazón de las Dolomitas, conocida como la perla de los Dolomitas, es sin duda una de las zonas de montaña más espectaculares de todo el arco alpino. Ya en 1871, Cortina d'Ampezzo sentó las bases del turismo alpino con su primer guía de montaña. Las rutas clásicas todavía hoy se consideran verdaderas atracciones.

Este verano de 2021 se conmemora el 150 aniversario de aquella efeméride y Cortina se ha propuesto recuperar las raíces y aquellos elementos que construyen su identidad como un destino alpino clásico.

Torre Ute Dandrea
Torre Ute Dandrea


La historia de un pionero

Hace exactamente 150 años, en los primeros días del alpinismo, cuando las escarpadas paredes rocosas eran admiradas con reverencia desde el suelo, Fulgenzio Dimai se convirtió en el primer guía de montaña en Cortina d'Ampezzo.

Este fue el momento en que floreció el turismo en la ciudad de montaña en medio de los Alpes italianos: se construyeron hoteles, se desarrolló la infraestructura para turistas y se abrieron cada vez más rutas de escalada.

Treinta años después, la ruta Eötvös-Dimai llevó a los escaladores por primera vez a la imponente cara sur de Tofana di Rozes (3.225 m). Hoy en día, la ruta no solo es un clásico, sino también una de las más espectaculares de las 1.000 rutas de escalada en la región.

Foto: Ricardo Di Conti
Foto: Ricardo Di Conti


Nadia Dimai (60 años), la primera mujer guía de montaña de Cortina, subió varias veces la ruta Eötvös-Dimai, también con clientes, y explica sobre la larga tradición alpina de su ciudad natal en el corazón de las Dolomitas.

800 metros y siete horas

“Te tiemblan las manos y las rodillas, pero ha merecido la pena”: la ruta Eötvös-Dimai está hecha y casi se llega a la cima de la Tofana di Rozes (3.225 m). Como entonces, hace exactamente 120 años. Cuando los dos nobles húngaros Ilona y Rolanda Eötvös, junto con Antonio Dimai, el sobrino del gran pionero, escalaron por primera vez la impresionante cara sur de Tofana di Rozes.

Hoy en día, Nadia todavía sube las montañas alrededor de Cortina: Nadia Dimai, la primera guía de montaña de Cortina, se instala en la roca y se quita el casco de la cabeza. “La ruta Eötvös-Dimai es una obra maestra”, dice entusiasmada. "Escalar una pared tan gigantesca por primera vez y encontrar las mejores rutas requiere un gran talento para la escalada y un pensamiento lógico".

La experimentada guía de montaña conoce su camino; es miembro de los Scoiattoli (en italiano “ardillas”) -un grupo en el que solo se admiten los mejores escaladores de la pequeña ciudad- y ha escalado muchas paredes y puesto algunos tornillos en ellas.

Foto: Francesca Polato.
Foto: Francesca Polato.


Su ruta favorita personal está aquí en la Tofana di Rozes: el Primo Spigolo, el primer borde de la montaña. Con sus 450 metros y tres horas y media, es aproximadamente la mitad más corta que su ruta “hermana” de 120 años, pero sigue siendo técnicamente exigente con sus numerosos voladizos y grietas.

“Otra zona que me encanta son las Cinque Torri” dice la experta, señalando las cinco llamativas y emblemáticas torres de roca que emergen del cielo a lo lejos. "Allí me gusta escalar con principiantes", explica Nadia Dimai.

La zona de escalada de Cinque Torri está considerada una de las mejores de los Alpes: más de 200 rutas aseguradas de uno o varios largos de varios niveles de dificultad entre 3 y 8.

Cuando Dimai sube con los clientes, le gusta contarles la historia de su amada ciudad natal. Les habla de los primeros pobladores, de la larga tradición del montañismo en Cortina d'Ampezzo, que fue la primera forma de turismo en Cortina y contribuyó significativamente al desarrollo del destino y a definir su propia identidad. “Hemos tenido muchos alpinistas con talento a lo largo de los años. Gracias a sus aventuras, a menudo atrevidas y gracias a ello, hoy tenemos una colección tan grande de fantásticas rutas de escalada".

Nadia Dimai también hizo historia en el alpinismo en Cortina: fue la primera guía de montaña aquí en 1995. En el Gruppo Guide Alpine Cortina, la escuela de montaña para la que trabaja, solo hay otra colega en la actualidad, para un total de 25 guías. “Esto probablemente se deba al desafío físico y la gran responsabilidad”, dice a sus 60 años. “Además, una buena parte de la suerte también forma parte de ella: ayuda si has crecido en la montaña y has conocido a las personas adecuadas”.

El gen de guía de montaña a menudo se transmite a través de las familias durante generaciones, o al menos, como en el caso de Nadia Dimai, a través de un gran nombre.

Foto: www.bandion.it
Foto: www.bandion.it


A la vera de alpinistas famosos

Si quieres seguir los pasos de los famosos alpinistas de Cortina y te gustaría escalar tú mismo la ruta tradicional Eötvös-Dimai, tendrás la oportunidad de hacerlo este año, por su 120 aniversario: el 25 de julio y el 8 y el 22 de agosto con los guías del Gruppo Guide Alpine Cortina.

El grado de dificultad está entre 3 y 4, pero debido a su desarrollo de 1.000 m y un desnivel de más de 800 m, se requieren muy buenos conocimientos de escalada alpina. Para dos personas el precio es de 430 euros por persona, para un participante la experiencia cuesta 570 euros.

 

Comentarios de Facebook

Partners

Millet
Ara Lleida
Gran Canaria patronato de turismo
Visita Val D'Aran
FGC Turisme